Sector Lenguaje y Comunicación  - Lucy Lara Rocha

"El profesor mediocre, dice. El buen profesor, explica. El profesor superior, demuestra. El gran profesor, inspira"... William Arthur Ward

El Verbo


UNIDAD 14. EL VERBO

El verbo es la palabra que expresa cambios, movimientos, alteraciones de las cosas y
los seres, o sea de todos los fenómenos del mundo. El verbo es el elemento imprescindible de cualquier oración, pues, incluye al sujeto con el que se relaciona el tiempo en que se realiza el hecho.

CLASIFICACIÓN DE LOS VERBOS SEGÚN SU FUNCIÓN:
Según función se clasifican en dos grandes grupos:

1. Verbos Copulativos
2. Verbos No Copulativos

1. VERBOS COPULATIVOS
Son aquellos que sirven de enlace (cópula) entre un sujeto y un sustantivo o adjetivo que hace referencia tanto del sujeto como del verbo. Estos verbos carecen de significación real o concreta (por sí solo no da el sentido completo a la oración), por lo tanto, debe estar acompañado obligatoriamente por un complemento predicativo.
Son verbos copulativos: Ser o estar, aunque a veces actúan como tales:
quedar, parecer, permanecer, resultar, constituir.

En la oración: El caballo está en el campo. El verbo “está” no es copulativo por cuanto seguidamente no viene un predicativo, en este caso, indica localización.

2. VERBOS NO COPULATIVOS
Se los llaman también verbos predicativos. Son aquellos que por sí solos constituyen un predicado, pues presentan significación real y en consecuencia pueden ir acompañados de modificadores o prescindir de ellos.

Los Verbos no copulativos se dividen en:
a) Verbos Transitivos
b) Verbos Intransitivos
c) Verbos Reflexivos
d) Verbos Recíprocos
e) Verbos Unipersonales

a) VERBOS TRANSITIVOS
Son aquellos que presentan COMPLEMENTO DIRECTO. La acción que realiza el sujeto recae en alguien o en algo.

En la primera oración, “Carlos” realiza la acción de “leer” y el periódico recibe dicha acción. En este caso, es llamado VERBO TRANSITIVO NOMINAL (porque el C.D. es un nombre o sustantivo).
En tanto, en la segunda oración, “ella” realiza la acción de “mirar” y “nosotros” recibimos dicha acción. En este caso, es llamado Verbo transitivo Pronominal (porque el C.D. es un pronombre).


b) VERBOS INTRANSITIVOS
La acción del verbo no recae en nadie, ni en nada; es decir, carecen de complemento directo.

Los verbos intransitivos pueden formar por sí solos el predicado sin la necesidad de un ningún complemento.

Muchos verbos pueden actuar tanto como TRANSITIVOS o INTRANSITIVOS según sea el caso:

c) VERBOS REFLEXIVOS
La acción del verbo recae o se refleja sobre el mismo sujeto que lo realiza. Estos verbos llevan como complemento directo u complemento indirecto un pronombre personal de la misma persona del sujeto: me, te, se.


Se reconoce también al verbo reflexivo porque se le puede aplicar el refuerzo “mismo (a)”.

Son aquellos que tienen varios sujetos (o un sujeto plural) que ejercen una acción verbal mutua entre ellos mismos. Estos verbos utilizan como complemento directo o como complemento indirecto los pronominales: se, nos, os, tanto en forma de proclítica (se besan, se hablan de todo) como enclítica (besarse, hablarse).


A veces para reforzar el matiz de reciprocidad, es conveniente añadir ciertas palabras como “mutuamente”, “recíprocamente”, “entre sí”,
“el uno al otro”, etc.

e) VERBOS UNIPERSONALES
Son aquellos cuyo sujeto se desconoce o no se precisa con exactitud; es decir, no tienen sujeto conocido, ni expreso, ni omitido. Se dividen en tres grupos:
1. Verbos que se refieren a fenómenos de la naturaleza.
2. Verbos impersonales: Haber, hacer, ser y estar en algunos casos.
3. Verbos impersonales por efecto del pronominal “se”.

1. Verbos que se refieren a fenómenos de la naturaleza
En este caso el verbo es conjugado sólo en tercera persona, por cuanto indica fenómenos propios de la naturaleza: llover, nevar, granizar, tronar, relampaguear, amanecer, atardecer, anochecer, oscurecer, etc. Además de los verbos onomatopéyicos: aullar, croar, relinchar, etc. En oraciones con verbos que indican fenómenos de la naturaleza no tienen sujeto por ello son verbos unipersonales (carecen de sujeto).

En casos especiales estos verbos pueden emplearse como formas personales, SIEMPRE Y CUANDO NO SIGNIFIQUEN FENÓMENOS DE LA NATURALEZA

.

En estas dos oraciones los sujetos son: Tus ojos y yo.

2. Verbos impersonales: Haber, hacer, ser y estar en algunos casos.
En los siguientes formantes donde aparecen estos verbos mencionados no tienen sujetos:
Habrá regalos para todos.
Anoche hizo mucho frío.
Todavía es temprano.

3. Verbos Impersonales por efecto del pronominal “se”.

Son oraciones impersonales cuando no se pueden identificar al sujeto, en este caso, se es un signo de pasiva, y forma de esta manera las oraciones pasivas impersonales o las impersonales activas:

SEGÚN SU CONJUGACIÓN

a) Verbos Regulares
b) Verbos Irregulares
c) Verbos Defectivos

a) Verbos Regulares
Son verbos que al ser conjugados no alteran sus raíces.

Como se observa, el verbo cantar y trabajar no varían la raíz.
b) Verbos Irregulares
Son aquellos verbos en cuya conjugación aparecen alteraciones en la raíz, en la terminación o en ambas a la vez:


Como se puede observar, la conjugación con los verbos “jugar” y “tener”, no mantienen sus raíces, por ello son verbos irregulares.

c) Verbos Defectivos
Son verbos incompletos, no se conjugan completamente; es decir, carecen de
algunos tiempos, números y personas. Esto se refiere al propio significado del verbo, que
haría ilógico el uso de algunas formas verbales. Por ejemplo: Acaecer, acontecer, concernir,
abolir, agredir, etc.
No es aceptable decir: Tú acaeciste, yo acontezco, yo abolo, tú aboles, etc. Como se
observa, llegan a ser formantes incorrectos en su sentido semántico.

VERBOS AUXILIARES

Son aquellos que sirven de ayuda para expresar la significación de los demás verbos. Estos
son: Ser o estar y haber.
 Ser o estar
Sirve para formar la voz pasiva:
Los campesinos fueron dispersados por la policía.
Estoy pensado en ti.

 Haber
Sirve para formar los tiempos compuestos.
He estudiado ayer en la tarde.

ACCIDENTES DEL VERBO

Son las variaciones formales que sufren los verbos durante su conjugación:

1. Modo del Verbo

A las diferentes posibilidades de expresar un significado según los matices, o puntos de vista psicológicos, se llaman modos verbales.27 Tenemos cuatro modos verbales:

a) Modo Indicativo

Se enuncia de un modo absolutamente objetivo seguro y real. Tiene un sentido de afirmación. Con este modo, expresamos las acciones que con seguridad ocurrieron, ocurren u ocurrirán:
Pedro vendrá hoy.
Nosotros hacemos la tarea

b) Modo Potencial

Llamado también modo condicional. Presenta un hecho no como real, sino como posible, casi siempre dependiente de una condición.
Si tuviera dinero te lo daría.
Si pintara paisajes, los pintaría sin figuras.

c) Modo Subjuntivo

Se manifiesta de un modo puramente subjetivo no enuncia la acción del verbo como real
y objetiva. Expresa deseo, temor, voluntad, suposición.

d) Modo Imperativo
Se utiliza para formular órdenes, expresar un ruego, hacer una petición o dar un consejo. El hablante espera que el oyente ejecute una acción.

2. Tiempo

Indica que la acción verbal se realiza en un momento presente, pasado o futuro. Los tiempos principales o absolutos son tres:
 Presente o actual, de ahora o de ese momento.
 Pretérito o pasado, de antes de ahora.
 Futuro o que ha de venir, después de ahora.

De la misma manera existen tiempos simples y compuestos:

3. Número
Indica si la acción verbal es realizada o recibida por un solo sujeto (singular) o por más de uno (plural):

4. Persona
La acción realizada por el verbo corresponde a tres personas, en singular o plural.

5. Aspecto
Indica que la acción está en vías de ejecución o de culminación (ASPECTO IMPERFECTIVO) o ya se cumplió (ASPECTO PERFECTIVO)28.

NO PERSONALES
Existen tres formas verbales que no indican ni tiempo ni persona, conocidas como verboides, que no se consideran como modos ya que no reflejan la actitud del hablante.
Éstas son:
a) Infinitivos
b) Gerundios
c) Participios
a) Infinitivos

Puede funcionar como sustantivo y designa al nombre del verbo. Así decimos: El estudiar fortalece el espíritu.

b) Gerundios
El gerundio adopta el morfema ando para los verbos acabados en ar, y iendo o yendo para los verbos acabados
en er e ir. Expresa la acción como un adverbio. Así decimos: Vino corriendo por las gradas.

c) Participios

La forma no personal participio viene junto a los verbos: Ser o estar, haber y a veces puede ejercer las funciones del adjetivo, por tanto, admite morfemas de género y número.
El participio se forma con el morfema ado para los verbos acabados en ar, e ido para los acabados en er o en ir. Ejemplos: amado, leído, etc.

NO PERSONALES DEL VERBO

 
Volver